A la baja las exportaciones de perecederos producidos en Jalisco

Guadalajara, Jal 02/05/2019| En el primer trimestre del 2019, las exportaciones de alimentos frescos registraron una caída de aproximadamente 5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, debido principalmente a los problemas de retraso para cruzar las aduanas de Estados Unidos y la implementación de operativos del Ejército mexicano en la frontera norte para frenar el narcotráfico.

“La reducción de vigilantes en las garitas ha generado retrasos de 24 o hasta 48 horas. Para productos perecederos que traen ambientes controlados, que muchos tienen contratos con penalizaciones muy altas por el incumplimiento en el tiempo de entrega, además del gasto adicional en gasolina, tiene una serie de impactos muy altos”, dijo a El Economista el presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), Jacobo Cabrera Palos.

Refirió que los sectores más afectados son la producción de aguacate, jitomate, pimiento morrón y limón persa.

“Lo que estamos haciendo los consejos agropecuarios a nivel nacional es comunicarnos entre nosotros para saber dónde se está generando un cuello de botella y mover los camiones para otras partes. Donde se ha generado el mayor problema es en la garita de Otay en Tijuana; Mexicali tiene menos problemas, entonces, algunos productos los estamos canalizando hacia allá”, detalló el presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco.

Explicó que otro de los factores que afecta la exportación de perecederos son los operativos contra el narcotráfico que realiza el Ejército en los estados fronterizos, que incluyen la revisión exhaustiva de camiones, pero sin diferenciar los productos frescos de otros artículos.

“No hay un diferencial entre los tráileres industriales y los tráileres de perecederos; entonces, te meten en la fila, y imagínate el freno que eso representa a la economía porque es un producto que se te va a echar a perder, que te lo van a regresar y que ese productor, normalmente, ni siquiera tiene garantizado un seguro contra ese tipo de riesgos porque era algo inusual”, puntualizó Jacobo Cabrera.

Adelantó que el próximo 8 de mayo los dirigentes de los consejos agropecuarios del país sostendrán una reunión en la Ciudad de México con personal de Aduanas, “precisamente para definir una estrategia de comunicación y de logística de cara a esta situación, pero también a eventuales problemas que se vengan con posterioridad al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)”.

De acuerdo con el presidente del Consejo Agropecuario de Jalisco, frente a las complicaciones que supone el tránsito de mercancías por la vía terrestre, dado el endurecimiento de la política migratoria de la Unión Americana, tanto el estado como todo el territorio nacional deben contar con alternativas de logística para enfrentar dicha situación.

“De Jalisco se vuela 30% de todos los productos perecederos del país; entonces, tenemos que ver cómo hacemos consolidados y transportación aérea para solucionar, cuando la terrestre no está funcionando”, subrayó el dirigente del CAJ.

El inicio

La falta de agentes aduanales en los puntos fronterizos entre México y Estados Unidos que desde inicios de año comenzó a registrarse, debido a la política migratoria del presidente Donald Trump, ha ocasionado retrasos en el cruce de mercancías debido a que los agentes fueron reasignados para atender e impedir el ingreso de las caravanas de migrantes centroamericanos.

Paralelamente, desde marzo pasado, el gobierno mexicano implementó operativos antinarco en estados fronterizos con Estados Unidos que incluyen la revisión exhaustiva de camiones, principalmente en carreteras de Baja California, Sonora y Tamaulipas, situación que retrasa el cruce de mercancías hacia Estados Unidos.

TE RECOMENDAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *